16 de agosto de 2014

Bloque en Rockland


     El mundo para un niño es excitante, todo es nuevo, todo está por explorar. Viajar a un país tan lejano y diferente como es Sudáfrica para nosotros ha sido tal que así, interesante, emotivo. Un parque de atracciones, un juego… A lo que le sumamos la experiencia de hacer un viaje de bloque para dos escaladores como nosotros que habitualmente hacemos deportiva. La magia de la primera vez...

Herbie, 8a.     Gracias por las fotos Chacón!

     Hemos aprendido a conducir por la izquierda, a hacer tetris con los crash pads en el coche. Hemos comido bubuti, impala, avestruz… 

     Volver a vivir sin la constante interrupción del móvil en la vida diaria, tocar la puerta de un amigo si quieres hablar, estar los que somos, reír, mirar, escuchar.

     Tener la lumbre como única fuente de calor y buscar madera para alimentarla.

     Guiarse solo con un mapa impreciso.

     Comunicarnos sin hablar.

     Estar cenando y que se vaya la luz…  risas… “esperemos que mañana haya vuelto para hacer las tostadas” y seguir comiendo como si nada. This is África.





     La carretera tiene vida, son pocos los que tienen coche y muchos los que se mueven de un lugar a otro haciendo autostop, cuando no andando. Los monos se dejan ver de vez en cuando, zorros, conejos, lechuzas, impalas… todos haciendo caso omiso a los coches, excepto si paras y sacas la cámara ¡Se ve que no les gustan las fotos ^^!

     Y entre toda esta maravilla de estímulos, hemos disfrutado de uno de los mejores lugares del mundo para hacer bloque. Consiguiendo además hacer mi primer 7c+ y mi primer 8a, e Iris sus primeros tres 8a+ y sus primeros cuatro 8bs.

Mooiste Mesie, 8B
     Un hecho curioso que acontece en Rockland, es que da igual la lista de bloques que quieres probar y los que vayas encadenando, esa lista siempre crece, nunca mengua. Eso te genera un estado de ansiedad desde la primera semana y crea la necesidad y el deseo de volver.

Tea Time, 7C

Nutsa, 8A/+


An Aman Roof, 7C

The Vice, 8B

Caroline, 7C+

Madiba, 8a

Herbie


Black shadow, 8a+


 










     ¡Un placer amigos! volveremos a encontrarnos...
 

Información para preparar el viaje:
http://teresatroya.blogspot.com.es/2014/08/rocklands-informacion-para-el-viajero.html


12 de agosto de 2014

Rocklands, información para el viajero


     Sacar el vuelo es el primer paso de la preparación del viaje. Existen diferentes compañías e itinerarios. Lo más importante, a parte del precio que oscila entre 700 a 1000€, es consultar las limitaciones de equipaje. Ese fue el motivo por el que nosotros elegimos Emirates, que tenía un precio similar a Turkish pero permite hasta 30kg de equipaje facturado, 3m de tamaño y número ilimitado de bultos ¡Sin problema para llevar crash pad y una buena maleta!


     Las casas que están en el corazón de Rocklands se pueden buscar en: www.travellersrest.co.za   www.depakhuys.com  www.alphaexcelsior.co.za
Nosotros nos alojamos en un pequeño cortijo de travellers y todo muy bien. Las casas están equipadas con mantas, toallas y utensilios de cocina. Lo mejor de la casa, el fuego.

     Siguiente cosa imprescindible es el coche para moverse. Nosotros pillamos el típico coche pequeño del aeropuerto que cuesta unos 300 pavos al mes, pero por la zona hemos visto golf y mercedes antiguos que posiblemente sean más baratos y sin duda más apropiados para circular por algunas de las pistas. La empresa es Penny k´s Car Hire, tlf  072 73 66 957.


     La maleta… Por el día suele hacer entre 10 y 25 grados. Hay que traer de todo un poco, pero imprescindible el plumas y ropa que abrigue bastante para las noches y los días fríos. Dos pares de zapatillas. No olvidadar gorro, guantes y bufanda. Aquí hay mucha gente necesitada y todo se reutiliza, así que si traéis ropa que podáis regalar una vez acabadas las vacaciones, los lugareños harán buena cuenta de ella seguro. Ídem con el calzado.


       
     En el Spar del pueblo encuentras lo que busques, no hace falta transportar desde el hemisferio norte los cosméticos, geles, cremas y demás cosas que os echáis los escaladores. El rímel cabe en cualquier sitio, eso al bolso ^^.
     
     Cuando llegas a Sudáfrica te sientes desorientado después de más 20 horas de viaje. Así que voy a especificar la ruta hasta llegar al paraíso del bloque:
     La primera salida que hay que tomar es la A2 dirección Ciudad del Cabo. A los  10 km aproximadamente tomamos la A7 dirección Malmesbury y nos mantenemos en ésta unos 200km hasta la salida de Clanwilliam. Llegados al pueblo, continuamos por la misma carretera (no cambiar de dirección), cruzamos el río Jan Diesel y continuamos otros 30km por la R364 dirección Calvinia.



     El viaje en coche dura unas tres horas, así que con calma y mucha atención que conducir por el carril contrario al principio es estresante y peligroso ¡Ojo! hasta alejarse de la ciudad hay peatones por doquier, incluso en los tramos de autovía. Y por último, los coches utilizan el arcén como un carril más para adelantar, se apartan hacia la izquierda y se adelanta sin invadir el carril contrario ¡Cuidadín!



28 de mayo de 2014

Copa del Mundo de Bloque


   
     Tres han sido las pruebas de la Climbing Worldcup Boulder a las que he asistido - Baku, Grindelwald e Innsbruck.
     Tres los países - Azerbaiyán, Suiza y Austria.
     Tres lugares que recordaré - el Mar Caspio, el Eiger (aunque no la cara norte) y el encanto de la ciudad de Innsbruck.
 
   
   
     Tres compañeros - Nacho Sánchez, Marco Jubes y Carlos Catari.
     Tres - fines de semana... seguidos.
     Tres resultados - a mejorar.
     Y tres vivencias - pre-compe-post.

     Pre-competición:
     Tras colgar el teléfono mi primera sensación fue de euforia por ser convocada como representante del equipo español, después, la cosa se hizo un poco más difícil. Para mi sorpresa, desde el principio presión y una voz interior repetida "tienes que entrenar más, no estás suficientemente fuerte". 
     A falta de experiencia, de instalaciones, de presas y de tantas cosas de las que yo era consciente que carecía, una parte del entrenamiento fue ver vídeos de competiciones internacionales en Internet. Puede parecer una tontería y en parte lo es, pero si no se tienen las estructuras adecuadas, no se pueden entrenar cierto tipo de bloques...
    La última semana me dañé una polea, oí un cric al tirar de un invertido y los dos primeros días me dolía mucho. Pensaba que me había roto algo pero por suerte no fue así. Lo único bueno de lesionarme es que la posibilidad de que todo se fuese al garete, hizo que volviera a poner lo pies en el suelo y cambiara el diálogo "solo poder participar en una competición así es un privilegio, si el dedo me dejara..." y la presión desapareció.
 
     Durante las competición:
     Lo inverosímil se hizo útil y en una ocasión cuando estaba compitiendo pensando "¿Cómo coño me subo aquí?" me vino a la mente un vídeo de un bloque parecido y... ¡Voilà! conseguí llegar hasta el bonus ^^, eso sí con algún que otro pegue de más.
     Después de las dos primeras competiciones lo peor era la sensación de estar compitiendo al 80%. En la zona de calentamiento inevitablemente me comparaba con los equipos tan preparados de otros países y me hacía tan pequeña como una hormiga, competía luchando contra mis propios muros.
   
     Lo sé, es normal hacerse pequeña ante algo que te queda grande, pero competir a medio gas no es mi estilo. En la última prueba me aislé, dejé de compararme, me concentré y conseguí cambiar el chip, disfrutar y por fin sacar el fua. En esa línea espero seguir mejorando y reducir errores.
     A veces en un pegue o una presa se van 10 puestos de la clasificación. Hay mucho nivel y poco espacio para la duda.






Iris hizo la entrada de uno de
los bloques más duros en zapatillas
     Post-competición:
     No hay nada como detectar carencias para ponerte a trabajar en ello, la motivación no decae ¡Nada te curte si nada te reta! Y con activación mental, el dedo mejor y muchos cambios en el entrenamiento, punto de mira a los siguientes encuentro internacionales. Continuará...

        No es por desanimar, pero viendo el despliegue de medios de otros países, es como ir con una navaja a luchar contra artillería pesada. Por si a alguien le sirve de ayuda para competiciones fuera de España (además de lo típico) se necesita entrenar:
- Bloque en placas, mucha placa.
- Lances de todo tipo, formas y colores. Predominan hacia los lados con pies incómodos, lances a coger con una mano y parar la puerta apoyando el pie en un volumen, lances a romos de compresión...
- Bloques desequilibrantes.
- Flexibilidad de todas las articulaciones del cuerpo.
- Fuerza y explosividad de piernas.
- Ejercicios de coordinación y supercoordinación.
- Ser gimnasta no iría mal y tener veinticinco con diez de experiencia en competición internacional, imagino que también suma.
   
     Lo ideal sería que las competiciones nacionales fuesen igual que la internacionales, es cierto que está habiendo cierto cambio aunque aún queda camino por recorrer, pero no nos desanimemos ¡PODEMOS!

Baku:


Grindelwald:


Innsbruck:


 Ambientazo para la finales en Innsbruck ¡Espectáculo! ¡Cultura deportiva!


 El método del bloque ^^

12 de mayo de 2014

Competición Trangoblock - Madrid

     La combinación perfecta de escalada y diversión. Fuerza, risas, música, creatividad, sorpresas... Bloques diseñados por los maestros Oscar Martínez y Francisco Blanco ¡Yeaaaah!


28 de abril de 2014

Corazón partido


     Mis motivaciones para hacer bloque casi siempre han estado relacionadas con una futura competición. Pero el caso es que cuanto más lo practico, más me gusta. Tanto que mi idea "la  deportiva es la mejor expresión de la escalada" se tambalea.

     Me gusta mucho del bloque el hecho poder probar o incluso encadenar varios en el mismo día, o que pruebas algo en lo que ni te meneas y al cabo de un rato acabas resolviendo. También lo contrario, piensas "Éste me lo meo" y acaba meándote el bloque a ti...  La deportiva tiene otro rollo, requiere otro tipo de concentración, capacidad de sufrimiento. El miedo que te hace sentir es más psicológico (porque es más difícil lesionarse), pero a la vez más paralizante...
   

Iris encadenando su primer 8a a flash, Influx
   
    Aunque se piense lo contrario, el crash pad y la cuerda tienen mucho en común:
- Un buen asegurador atenúa la hostia.
- Muchos locales piensan que en su zona el grado está más apretado.
- No estás más fuerte porque más decotes.
- La cerveza del fin de la jornada es dios.
- Resulta igual de absurdo para alguien ajeno a la escalada, vernos empeñados en subir arriba.


   


     ¿Presiona más hacer una vía difícil o un bloque duro? ¿Quienes son más frikis? ¿Cuáles más fanáticos? ¿Cuales se obsesionan demasiado? ¿Quién es mejor, el bloquero, el cuerdero, el paretero... el que entrena menos, el que escala más a vista, el que hace vías más duras... el que compite, el que equipa, el que grita, el que hace más km? En la palabra respeto está la respuesta.
     


   
     Y ya que de bloque va la cosa, aquí algunas imágenes de nuestras últimas vacaciones. Iris y yo hicimos equipo con Jotalu y Marina en Sheffield. La temperatura igual o más fría que el invierno de Murcia.




Muro de competición, 1/5 parte del rocódromo
 
     Estuvimos entrenado en el rocódromo de boulder Climbing Works. Tiene todos los tamaños de presas y volúmenes y las inclinaciones de los paneles van desde placa tumbada hasta techo. Lo mejor de todo es que hay cientos de bloques graduados por colores, además reequipan cada poco tiempo. Así da gusto entrenar, es divertidísimo, por eso tiene una afluencia mínima de 150 personas por día. Para ser perfecto solo les falta la Transgresion.



     Mi descubrimiento es ser consciente de que se me da como el culo escalar bloques de placa, a diferencia de Marina que se mimetiza como una lagartija ¡Inhumana! Otra cosa que tengo que mejorar es la fuerza de empuje, tan importante como el bloqueo u otras cualidades.  Ésto es el hándicap y a la vez la virtud de la escalada, siempre hay cosas que mejorar, nunca se deja de aprender.
   


   

Nuestro Jotalu, que se nos ha hecho un hombre. Todo bondad y motivación 


     Mi reacción al ver el otro rocódromo, Awesome Walls, fue de abrir la boca y quedarme observando con bastante envidia la inmensidad de las instalaciones. Además de la zona que se  ve en la foto, hay otras dos de vías y dos más de boulder ¡Amazing!
     Estamos a años luz de sitios como éste y de su consecuente repercusión en competición. Pero el tiempo y la roca de nuestro país, no los cambio por ninguno de estos paneles.
 


   
Próximo vídeo pendiente de ediciones Jotalu

Gracias por todo amigos, ha sido una semana estupenda ^^. Repetiremos ;)